sábado, 23 de abril de 2011

Robots para la guerra.


El ejército de Estados Unidos tiene un firme objetivo: reclutar entre sus filas armadas más máquinas, cuyas tareas son cada vez más numerosas y comprenden actividades como turnos de guardia nocturnos hasta identificación y eliminación de francotiradores, aunque el uso de los "soldados robots" sigue siendo objeto de debate y controversia. Wendell Wallach, del Yale Interdisciplinary Center for Bioethics advierte sobre los riesgos que esta escalada de desarrollo de “soldados robots” puede ocasionar a los civiles e inocentes.  Una máquina preparada para matar quizás no pueda distinguir o identificar, en una difícil situación de combate, a un uniformado o a un civil. Y siempre nos asalta el mismo interrogante.


El problema de saber distinguir entre un soldado y un civil indefenso ya se ha presentado con el avión Predator, que identifica sus objetivos gracias a la ayuda de soldados en el campo pero que está teledirigido por Estados Unidos, desde suelo estadounidense, es decir, a miles y miles de kilómetros del escenario de combate. Los aviones Predator han causado la muerte de muchos civiles en Irak y Afganistán a raíz de (se presume) errores de identificación, por lo que se han convertido en objeto de agrias críticas a nivel internacional. En contra del uso de robots y de armas teledirigidas  se elevaron ya muchas voces, según las cuales la aceleración en el uso de estos instrumentos amenaza la capacidad humana de tomar decisiones responsables.




 Mientras que las máquinas inteligentes ya son una parte muy importante de la guerra moderna, el ejército y sus contratistas están dispuestos a agregar más y nuevos robots, por supuesto, ninguno de ellos con aspecto humano. Los robots que se están desarrollando en la actualidad son cada día más pequeños, más ligeros y menos costosos. Los partidarios de este tipo de tecnología afirman que el resultado de este esfuerzo causará menos víctimas civiles. Al mismo tiempo, los técnicos militares afirman que los robots tele-operados, semiautónomos y autónomos son la mejor manera de proteger la vida de las tropas estadounidenses. Las  Fuerzas Especiales del Ejército han comprado seis robots del tamaño de una podadora de césped para misiones clasificadas, y la Guardia Nacional ha solicitado algunas docenas más para servir como centinelas en sus bases en Irak y Afganistán. A estas unidades se conocen como MAARS (Modular Advanced Armed Robotic System) y están fabricados por una compañía llamada QinetiQ North America.


Los robots MAARS primero atrajeron el interés de los militares como un sistema defensivo durante ejercicios militares de campo desarrollados en 2008. “Utilizado como un centinela nocturno contra infiltrados y equipados con sistemas de visión capaces de interpretar imágenes térmicas, una unidad MAARS puede permanecer invisible por no emanar radiaciones de calor como lo haría un ser humano y puede disparar a los intrusos con pistolas automáticas guiadas por sistemas láser”,  afirma Bob Quinn, vicepresidente de QinetiQ luego de una demostración de esta y otras unidades en un evento denominado Robotic Rodeo
MAARS es el descendiente de un antiguo sistema experimental construido por QinetiQ,de los cuáles tres prototipos armados fueron enviados a Irak y crearon una polémica muy importante después de que apuntaran con sus armas, de forma inadecuada, debido a un “error de software”. Sobre este incidente, los ejecutivos de QinetiQ, dijeron que el defecto real del sistema fue provocado por los mismos oficiales del ejército que operaban el equipo ya que ellos no siguieron las normas militares de combate. Esto es, por ejemplo, mediante avisos de voz, luego gases lacrimógenos y como última instancia, disparos de armas de fuego. Como consecuencia, MAARS, en su nueva versión ha sido equipado con un altavoz, para que pueda emitir advertencias y un lanzador de granadas de gas lacrimógeno, los que serían operados antes de disparar su ametralladora.


Los sistemas con mando a distancia como el avión Predator y el robot MAARS son elementos que incrementan cada día las preocupaciones sobre la automatización de la guerra. ¿Qué podría ocurrir, preguntan algunos escépticos, cuando los seres humanos dejen de tomar las decisiones sobre las armas de fuego? A pesar de la insistencia de los oficiales militares de que el dedo de un ser humano seguirá siendo siempre la que accione la cola del disparador (popularmente conocida como “gatillo”) de todas las armas, la velocidad de combate se está tornando cada día más rápida y esto, sin duda alguna, trae consigoerrores que cuestan vidas humanas inocentes. "La mejor protección de una vida indefensa siempre estará en los ojos de otro ser humano que estará viendo a su objetivo y no por alguien que esté a kilómetros de distancia en un mando remoto", dijo Tom Malinowski, director en Washington de Human Rights Watch, que estudia y se encarga de observar a criminales de guerra. Wendell Wallach, un erudito en el Centro Interdisciplinario de Bioética de la Universidad de Yale afirma que los beneficios a corto plazo que pueden traer estos avances robóticos, pueden transformarse en graves consecuencias a largo plazo. Encontrarás más información en el interesante blog de Wendell Wallach donde habla sobre la ética en la robótica. Nota: La imagen de cabecera del artículo pertenece a la tapa del libro Moral Machines y es propiedad de Wendell Wallach y Collin Allen.


El Predator:



RQ-1 Predator es una larga resistencia, el sistema de aviones no tripulados de altitud media para las misiones de vigilancia y reconocimiento.  Armados con misiles Hellfire AGM-114, es la versión multi-función que se utiliza para el reconocimiento armado y la interdicción.
El contrato fue adjudicado a General Atomics Aeronautical Systems en enero de 1994 para ejecutar el Nivel II, la resistencia de altitud media del programa Predator. El sistema de Predator voló por primera vez en 1994 y entró en producción en agosto de 1997.
Vehículos aéreos no tripulados Predator han estado en funcionamiento en Bosnia desde 1995 en apoyo de la OTAN, la ONU y las operaciones de EE.UU. y como parte de la Operación Libertad Duradera en Afganistán y la Operación Libertad Iraquí, volando más de 500.000 horas de vuelo en más de 50.000 vuelos. El MQ-1 Predator alcanzado capacidad operativa inicial (COI) en febrero de 2005.
General Atomics es el contratista principal y los subcontratistas principales incluyen: Versatron / Wescam para la electro-óptica Gimbal Skyball, Northrop Grumman para el radar de apertura sintética; L3 Comunicación para el satélite de banda ancha enlace de comunicaciones, y Boeing para la estación de trabajo de inteligencia y el sistema de planificación de la misión .
En febrero de 2001, el misil Hellfire-C guiado por láser fue disparado exitosamente desde un vehículo aéreo Predator en las pruebas de vuelo en la base de fuerza aérea de Nellis, Nevada. En noviembre de 2002 en Yemen, un UAV Predator fue utilizado para lanzar un misil Hellfire que destruyó un vehículo civil llevar a los sospechosos de terrorismo. Un Northrop Grumman submunición murciélago fue lanzada con éxito y un buscador de mini-UAV lanzado desde un UAV Predator en agosto de 2002.

MQ-9 Reaper Hunter / Killer

En mayo de 1998 General Atomics recibió un bloque de un contrato de actualización para ampliar las capacidades del sistema depredador. mejoras del sistema incluyen el desarrollo de un alivio de la mejor-en la estación (ROS), que permite una cobertura continua sobre las áreas de interés sin ninguna pérdida de tiempo en la estación, el tráfico seguro de aire del relé de control de voz, el ajuste por satélite de banda Ku y la aplicación de una fuerza aérea La misión del sistema de apoyo (AFMSS).
La actualización también incluye un motor más potente turbo y el ala sistemas de deshielo para habilitar las operaciones durante todo el año. El actualizado Predator, el Predator B, ha estado en funcionamiento en los Balcanes desde abril de 2001. En marzo de 2005, la USAF otorgó un contrato para el diseño y desarrollo del sistema (SDD) de MQ-9 Reaper Hunter / Killer. MQ 21-9 han sido ordenados y ocho entregado a la USAF.
La primera USAF MQ-9 escuadrón, el 42 º escuadrón de ataque, se formó en marzo de 2007. Se basa en la Base Aérea Creech en Nevada. La decisión de producción a la tasa del MQ-9 se espera en 2009.
La Fuerza Aérea desplegó por primera vez el MQ-9 Reaper a Afganistán en octubre de 2007, donde está siendo utilizado para ataques de precisión. El MQ-9 Reaper voló su primera misión operativa en Irak en julio de 2008.
El MQ-9 Reaper tiene un techo operacional de 50.000 pies, una capacidad de carga máxima en el interior de la carga útil de 800 libras y externas sobre £ 3,000 Puede llevar hasta cuatro misiles Hellfire II antitanque y dos bombas guiadas por láser (GBU-12 o EGBU 12) y 500 libras GBU-38 JDAM (munición de ataque directo conjunto). En mayo de 2008, un Reaper USAF con éxito la prueba se redujo cuatro Raytheon GBU-49 Paveway II de 500 libras mejorada bombas, que han láser y orientación GPS.
El MQ-9 de carga útil de sensores puede incluir la General Atomics Lynx SAR (radar de apertura sintética). Lynx también cuenta con tecnología de movimiento de tierra de destino indicador. El Predator se probado en vuelo con un L-3 comunicaciones de enlace de datos tácticos comunes (TCDL).
En agosto de 2005, una versión del Predator B, llamado Sky Warrior, fue elegido para el desarrollo del sistema de cuatro años y la demostración (SDD) fase de mayor alcance del Ejército de EE.UU. / multi-propósito (ER / MP) programa de UAV - 11 Sky Warrior sistemas, cada uno con 12 vehículos aéreos y cinco estaciones de control en tierra.
capacidad operativa inicial está prevista para 2009. Dos bloque 0 Sky Warrior vehículos aéreos no tripulados fueron desplegados a Irak en abril de 2008.
También en agosto de 2005, los EE.UU. Departamento de Seguridad Nacional / Aduanas y Protección Fronteriza (DHS / CBP) ordenó a dos sistemas de Predator B para la vigilancia de la frontera de los EE.UU. al sur-oeste. El primero fue entregado a finales de 2005, la segunda en septiembre de 2006. Dos nuevos sistemas se ordenó en octubre de 2006, las operaciones de control en la frontera con Canadá.
En septiembre de 2006, el Reino Unido pidió a la venta militar extranjera (FMS) de dos MQ-9 Reaper sistemas con Lynx SAR, los sistemas de selección multi-espectral y una estación de tierra. Las entregas comenzaron a mediados de 2007 y la RAF implementado el sistema en Afganistán en noviembre de 2007. En enero de 2008, el Reino Unido pidió a la venta de un adicional de diez MQ-9 sistemas.
En agosto de 2008, Italia solicitó la venta de cuatro MQ-9 Reaper sistemas con tres estaciones de tierra.

Componentes del sistema

Una configuración típica de Predator sistema incluiría cuatro aviones, un sistema de control en tierra y un troyano Espíritu II terminal de distribución de datos. El avión Predator es 27ft en longitud y tiene una envergadura de 49 pies. El sistema funciona a una altitud de 25.000 pies y en un rango de 400 nm.
La resistencia del aire del vehículo es superior a 40 horas y la velocidad de crucero es más de 70kt. El avión está equipado con VHF UHF y enlaces de repetidores de radio, una banda C de la línea de la vista de enlace de datos que tiene un rango de 150nm y UHF y enlaces de banda Ku de datos de satélite.

Carga útil

La capacidad de carga útil de vigilancia y reconocimiento es 450 libras y el vehículo cámaras electro-ópticos e infrarrojos y un radar de apertura sintética. La televisión DLTV bicolor está equipada con un zoom variable y Spotter 955mm. El FLIR de alta resolución cuenta con seis campos de visión de 19 mm a 560 mm.
El sistema Raytheon orientación multi-espectral (MTS-A) está instalado en el MQ-1 / 9 Predator. El MTS-A proporciona imágenes en tiempo real seleccionable entre la televisión por infrarrojos y el día, así como una capacidad de láser de designación.MQ-1 puede emplear dos guiadas por láser Hellfire misiles antitanque con el sistema multilateral de comercio.
El Northrop Grumman Tesar radar de apertura sintética esté instalado en el MQ-1 y proporciona toda la capacidad de vigilancia meteorológica, tiene una resolución de 1 pie. Otras opciones de carga útil, que se pueden seleccionar para cumplir requisitos de la misión, incluyen un designador láser y telémetro, el apoyo y contramedidas electrónicas y un indicador de objetivo móvil (MTI).
La USAF planes para equipar a un número de MQ-1 Predator y MQ-9 con una versión de la carga útil de Northrop Grumman en el aire la inteligencia de señales (PISA) de 2010. Northrop Grumman se adjudicó un contrato para el desarrollo y las pruebas de vuelo del sistema en un MQ-1 en abril de 2008. PISA se está probando en el avión de reconocimiento U-2 y también se instalarán en el RQ-4 Global Hawk.

.

Operación

 La longitud de despegue y aterrizaje se suele 2,000 pies La misión puede ser controlado a través de enlaces de datos de línea de sitio oa través de enlaces vía satélite de banda Ku para producir video continuo.
Video señales recibidas en la estación de control terrestre se pasan a la camioneta de Troya Espíritu para la distribución de inteligencia en todo el mundo o directamente a los usuarios operacionales a través de un sistema de radiodifusión comercial global. Comando usuarios son capaces de la tarea del operador de carga en tiempo real de imágenes o vídeo bajo demanda.

No hay comentarios:

Publicar un comentario