martes, 25 de marzo de 2014

Conquista de Marte, cambio climático y superpoblación

Un especialista mostró su preocupación por el cambio climático y también el crecimiento de la población terrestre.
“Todo el ecosistema está fallando”, aseguró este jueves Dennis Bushnell, director científico del Centro de Investigación Langley de la NASA en una entrevista con la revista Motherboard.

“Hay demasiada gente. Los humanos han tenido tanto éxito como si de animales se tratara. Las personas dicen que ahora les falta una superficie equivalente a prácticamente la mitad del planeta”.

Por si fuera poco, el científico añadió que “ahora que miles de millones de personas de Asia están adoptando nuestro sistema de vida, vamos a necesitar tres planetas más”.
Bushnell discutía el lanzamiento del proyecto Estado del Futuro, de Millenium Project, conformado por un grupo de expertos internacionales que anualmente analiza los retos globales y sus posibles soluciones.

 “Si la NASA opta por la ‘terraformación’ de Marte, el proceso se alargará durante 120 años, y solo hablamos de un solo planeta. Al cabo de poco tiempo, necesitaríamos más”, aseguró el científico.
Sin embargo, el investigador no sugería que fuera necesario salir de la Tierra, sino que apuntaba a un descenso en el consumo. Él lo tiene claro: labrar el campo con agua salada.
Los halófitos, un tipo de plantas que crecen en agua salada, podrían ser utilizados para crear biocombustibles a partir de formas vegetales que viven en los océanos. Algunos programas al respecto se han iniciado en la India, Pakistán, Laos, Argelia y otros países en vías de desarrollo. Bushnell asegura que ahí reside la solución.
Los halófitos

“Si se cultivan halófitos en páramos usando agua de mar, en 10 o 15 años obtendríamos un combustible que costaría 50 dólares por barril, es decir, la mitad de lo que hoy vale el petróleo. Con eso podríamos resolver problemas relacionados con la tierra, alimentos, agua, energía o el clima. Todo eso confluye”, dijo el director científico del Centro de Investigación Langley de la NASA.

No hay comentarios:

Publicar un comentario